Cómo reducir su riesgo de linfedema después de una cirugía de seno

Después de una cirugía de seno, puede acumularse líquido y causar hinchazón en el brazo del lado donde le operaron. Esto se llama linfedema. El linfedema ocurre después de que se extraen los ganglios linfáticos que están debajo del brazo, o cuando se aplica radioterapia a esta zona. Entonces disminuye el flujo normal de líquidos que circula por el brazo. Para ayudar a reducir la probabilidad de que se forme un linfedema, siga los siguientes consejos.

Evite usar el brazo afectado excesivamente

  • Lleve los bolsos y paquetes pesados con en el brazo que no ha sido operado.

  • No evite usar el brazo operado. Úselo para las tareas ligeras como limpiar el polvo, escribir y trabajar en el jardín.

  • Recupere la fuerza con movimientos suaves como, por ejemplo, cerrando y abriendo la mano.

Haga que el líquido circule para prevenir la hinchazón

  • Si es posible, no deje que nadie le extraiga sangre de su brazo operado. También evite las inyecciones o las mediciones de la presión arterial en dicho brazo.

  • Levante el brazo operado por encima del nivel del corazón cuando esté sentada o acostada.

  • No lleve mangas apretadas, puños elásticos, pulseras, relojes de pulsera ni anillos en el brazo operado.

Proteja su brazo y piel de las infecciones

  • Póngase guantes para trabajar en el jardín o para acarrear la basura.

  • Limpie, desinfecte y cubra cualquier cortada, por pequeña que sea.

  • Use una maquina eléctrica si se afeita las axilas.

  • No tire de la piel que rodea a las uñas ni la corte.

  • Tenga cuidado de evitar las quemaduras solares, en la cocina y al fumar.

Llame al médico si su brazo está:

  • Hinchado o rojo

  • Caliente

  • Adolorido

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.